Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 21:07

Camila Vallejo, Kim Jong Il y el duelo cubano

 

Camila Vallejo rechazó las condolencias del PC chileno por muerte de Kim Jong Il

Por: Harold Cárdenas Lema

Hace unos días la dirigente estudiantil chilena Camila Vallejo hacía declaraciones públicas criticando la actitud del Partido Comunista chileno (al cual pertenece) por una carta de condolencias que enviaran luego de la muerte del líder norcoreano. Hace unos días me enteré del luto oficial decretado en Cuba al conocerse la muerte del dirigente asiático, me pregunté entonces: ¿qué motivos tengo para sentir empatía por Kim Jong Il? ¿Cuánto conozco de él? ¿Debo sentirme en duelo por su muerte?

Lo cierto es que en Cuba se sabe poco y se habla menos de Corea del Norte, sabemos que es un autoproclamado modelo comunista (algo fácil de decir pero difícil de hacer) pero con una aureola no muy feliz. De hecho, lo único que conozco del país es su peculiar sistema electoral: por designación paternal.  

El relativismo cultural existe por una razón, no podemos criticar un modelo social foráneo basándonos en nuestros propios códigos porque corremos el peligro del chovinismo y la prepotencia que los europeos han sufrido durante siglos y más recientemente los norteamericanos. Pero tampoco podemos renunciar a exigir valores universales que deben respetarse en cualquier lugar del mundo, una violación infantil es una violación a los derechos humanos en cualquier país del mundo, sin importar su cultura, hay cosas con las que simplemente no se juega.

Kim Jong Un, sucesor de su padre Kim Jong Il

¿De qué estamos hablando aquí? Sencillamente la discusión se refiere a si los norcoreanos viven en una dictadura o en un modelo legítimo y soberano, creo que en este caso la cuerda es muy fina, porque hay elementos de peso en ambas argumentaciones, la cultura asiática tiene una fuerte tendencia al personalismo político pero los norcoreanos tienen también algunas característica que son simplemente indefendibles. Me llama la atención cómo algunos cubanos que han tenido la oportunidad de visitar el país asiático, no se aventuran a defender ese sistema político y se sienten asfixiados en su atmósfera. Me parece lógico, el enemigo de mi enemigo, no necesariamente es mi amigo…

La prensa lo reflejó como el "Duelo Oficial por el fallecimiento del compañero KIM JONG IL"

Pues en Cuba la bandera se izó a media asta, se suspendieron las actividades festivas y se declaró duelo oficial. Yo no me sentí así en absoluto, nada que ver con los días en que murió Juan Almeida Bosque (muy querido en Cuba) y realmente los cubanos sentimos su ausencia, el norcoreano merecía la deferencia y respeto de toda persona que fallece, algo siempre lamentable, pero difícilmente declararía yo duelo oficial por Kim Jong Il.

La diplomacia tiene estas cosas y hay que respetarlas, claro que no asistí a fiestas ni violé en ningún momento el luto pero tampoco sería honesto si les dijera que me sentí particularmente mal por el fallecimiento, sólo tuve el pesar que se puede sentir por la muerte de quien te es ajeno completamente. Algo así como cuando vas cerca de una funeraria y ves a la familia del difunto sollozando, sientes empatía por ellos pero eso no significa que arrojes tú una lágrima.

Me cuestioné la pertinencia del duelo oficial en cuanto escuché la noticia, algo así le debe haber pasado a la chilena, con ella se armó buena polémica porque criticó públicamente la política de su partido, yo no soy militante partidista pero creo que es dicutible la desición del duelo nacional por la muerte del coreano. Los duelos oficiales son días de solemnidad y muestra de respeto y dolor de los cubanos por el fallecimiento de una figura, si bien puede haber sido una deferencia diplomática con los norcoreanos (que tanto podrían necesitar de nuestra solidaridad) no estoy muy seguro de que haya sido lo más correcto.

Para decirlo en palabras de Camila Vallejo y hacer una parábola entre su caso y el nuestro: “A mí me choca, creo que fue un error… no creo que haya sido oportuno, creo que no correspondía… ” Al final si hicimos bien en mantener duelo por el norcoreano ya es demasiado tarde para esa discusión porque los tres días ya pasaron, pero lo cierto es que sería interesante saber si este tipo de acciones no son regalos que se le hace a la derecha en el mundo entero, para que monten sus campañas mediáticas y traten de desacreditar así a los partidos comunistas.

Vallejo: "Me choca, y merece una autocrítica. Creo que fue un error y también lo están discutiendo como tal en el partido"

Por lo pronto, Camila Vallejo me demostró su carácter, que no tiene miedo de disentir con su partido cuando la situación lo requiere, algo que Mella nos enseñó a los cubanos y lo dejamos olvidado en algún libro de historia o enterrado bajo la falsa unanimidad. Me gusta la gente así, que tiene un pensamiento abierto, creador, que no teme decir lo que piensa aunque pueda resultar chocante… eso es ser revolucionario.

Ojalá no tengamos un duelo oficial en mucho tiempo, pero la próxima vez que que este ocurra, que sea en un caso más “sentido” para los cubanos.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 21:02

http://www.guardian.co.uk/world/2012/nov/20/chile-student-rebel-camila-vallejo

 

Chilean rebel Camila Vallejo: 'The problem is bigger – it's structural'

Her call for free education in Chile led to a nationwide shutdown last year. Now student leader Camila Vallejo is aiming higher - she wants a social revolution

Chilean student leader Camila Vallejo
Ringing the changes ... Chilean student rebel Camila Vallejo. Photograph: Linda Nylind for the Guardian

I almost didn't meet Camila Vallejo. She missed her flight from Chile, and by the time the allotted hour arrived, she was still 7,000 miles away in Santiago. To my surprise, I got a call the next day. Could we reschedule? Vallejo had charmed her way on to another plane, and was already scudding across the Atlantic. "If she can shut down a city," mused the press officer for the National Union of Students, whose conference for global student leaders Vallejo was due to address, "she can blag some air travel too."

In 2011, that is what 24-year-old Vallejo sort of did. The then leader of Chile's most prominent student union, Vallejo – a would-be geographer – helped inspire a wave of protests that stopped the country in its tracks.

Dozens of universities and hundreds of schools were occupied for months. Entire academic years had to be cancelled. Up to 200,000 students marched through Santiago every week, each a mini-carnival. The police response was often brutal: tear-gas and water cannon. There were even cases, Vallejo claims, "of torture, of sexual abuse". Police shot one boy dead. Vallejo (pronounced Va-yay-ho) was herself ambushed with tear-gas after a student meeting. "My whole body was burning," she has said: "it was brutal."

These weren't like the student protests occurring simultaneously in Britain: they were more radical, far more popular, and demonstrably more effective. At its height in 2011, the movement's approval ratings topped 70%. It forced several concessions from the Chilean government, and ousted two ministers from office. And at its centre was Vallejo, "a Botticelli beauty" – in the words of the novelist Francisco Goldman – who at 23 became both a nose-ringed national treasure and a megastar of the international left.

When she visited Mexico in June, crowds stood in the rain to see her. "I love you!" some of them cried, handing her flowers. "Camila Vallejo," wrote Alex Kapranos of Franz Ferdinand, one of her half-million Twitter followers: "I have a crush."

It feels strange to see her in a more becalmed context. We meet on a grey day in a conference room at the University of East London, buried among the scrapyards and dual-carriageways of the Docklands. Outside, aeroplanes screech across the runway opposite every other minute. Inside, three-dozen jetlagged student leaders from across the globe – drained by two days of solid conferencing – slide in sleepily, some several minutes late for her speech. Vallejo calmly waits at the back. It's a strange place to find a revolutionary.

What is she fighting for? Free education, first and foremost. According to the New York Times, Chile has proportionally the world's most expensive university education: degrees cost $3,400 a year, while Chile's average annual salary is only $8,500. More shockingly still, only 40% of teenagers get free high school classes. "The choice people have is between having debt," Vallejo tells me later, "or not having an education."

Link to video: Chilean protester Camila Vallejo: 'You need collective organisation and action'

But Vallejo's demands go further. Her generation is pushing for a wider reimagining of Chilean neoliberal society – a society that they argue has not changed enough since the days of Augusto Pinochet, and which has created one of the world's largest gaps between rich and poor.

"We realised the problem was bigger, the problem was structural," Vallejo tells me, or rather I'm told she tells me by her translator Rossana Leal, a Chilean who grew up in Scotland after her family fled the Pinochet regime. I don't speak Spanish, and Vallejo doesn't speak English, so our every utterance must pass through the stoic Leal. Everything gets confused, and I don't feel I'm meeting the Vallejo whose fluent and arresting presence you can find so easily on YouTube. We speak for 75 minutes, but cover what would have taken 15 in Spanish.

Still, we give it a go. "The debate became about the link between education and the bigger economic model in Chile," says Vallejo, explaining how the Chilean movement became so radical.

The message, repeated in her speech, seems to jar with her surroundings. Her presentation is sandwiched by a talk from Lord Michael Bates, a Conservative who voted for fees, and another from Luis Juste, a banker turned corporate responsibility guru at Santander. So how does it feel to be squeezed between a banker and a Tory baron? And how much ground can Vallejo – a communist – really share with the centre-left NUS? Out of pragmatism, the NUS favours refashioning fees, rather than culling them completely, and its leaders have not always been particularly supportive of creative protest.

"It makes it much more relevant to be here," says Vallejo, who gives a wry smile once Leal's translation filters through. "It's important not to only talk to people who are convinced. We want to enable a continuous debate about what's happening with education."

The Chilean movement only became so radical through a similarly lengthy debate, she says. "2011 was the product of 10 years of debate," adds Paul Floor Pilquil, Vallejo's colleague at the University of Chile student union (Fech). A decade ago, he says, Chile's main student bodies were as bogged down in the smaller issues as they are now in Britain. "But then we started to connect all the specific problems."

Camila Vallejo reacts after being hit by a jet of water Camila Vallejo feels the effects of a water cannon-soaking during a protest in Santiago last October. Photograph: Cristobal Saavedra/Reuters

Pilquil's intervention is significant not just for what he's saying, but that he's saying it at all. The interview was supposed to be a one-on-one with Vallejo, but – for diplomatic reasons – Pilquil has to be here too. Why? Because Vallejo is no longer the Fech president. She was ousted last winter by a law student, Gabriel Boric – and is now only his deputy. As such, she can't be seen to hog the limelight.

Nine months on, Vallejo laughs off the loss. It was almost a blessing, she claims: "The role of the president is very administrative. They have to see how the money is spent."

The presidency had been draining in other ways. Vallejo received death threats that were serious enough for her parents – one-time opponents of Pinochet who now run an air-conditioning business – to persuade her to move home for her own safety. "Kill the bitch," a later-sacked government official tweeted, in a riff on a quote from Pinochet.

Vallejo lost the presidency in part because she was seen to be too prepared to engage with institutional hierarchies. She's a communist, for a start, she wants to form partnerships with centre-left parties, and she hasn't ruled out running for parliament.

"We're talking about the now," says Vallejo. "We're talking about taking our proposals to the elections next year."

It's a position that puts her at odds not just with other Chilean students, but with leftwing ideas on the rise in the rest of the world too. The Occupy movement – with which the Chilean student occupations are sometimes lumped – is seen as mainly anti-authoritarian; it rejects parliamentary democracy, and there's also clear water between it and the old-school workers' left. By contrast, Vallejo can see the logic in running for office.

Why? It's cultural, says Vallejo. Salvador Allende, the Marxist president deposed by Pinochet's 1973 coup, "is one of the most important political figures I admire". Allende reached the presidency through democratic elections, which in Vallejo's mind shows how the electoral system can be used for hard-left ends.

Some of her contemporaries disagree, but Vallejo doesn't necessarily see this as a bad thing: "I'm not going to deny we don't have different political views, [and] we don't know if this debate is ever going to find a solution," says Vallejo, as another jet screeches to a halt at the nearby City airport. "But we know the debate itself is important."

It's an oddly low-key statement to end on, but then this has been an odd morning: one grey day in the Docklands, communist Camila Vallejo has blagged a flight halfway round the world to share a platform with Conservative Michael Bates.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 21:01

Camila Vallejo

By Diego Braghi: Camila Vallejo is a 24 year-old Chilean youthful revolutionary leader, and member of the Chilean Communist Party, who captured the world’s attention last year during her country’s massive protests over education reform. Camila due to her Botticelli beauty has been defined as the World’s Most Glamorous Revolutionary. Camila Vallejo became the face of youth-led demands for state-funded and higher quality education in her country last May, during what some called the “Chilean Winter.” Diego Braghi, Camila Vallejo Encouraged by Vallejo’s leadership, hundreds of thousands of high school and university students in Chile have refused to attend school, calling for an end to a tiered system where there are few elite colleges and a slew of underfunded public universities. Camila was calling for a better and cheaper education. The movement’s laser-beam focus led to the resignation of two education ministers and moved public education to the top of the Chilean Parliament’s concerns. Vallejo has succeeded in mobilizing an entire generation and the protests have seen hundreds of thousands take to the streets to demand improvements to public education and have been met with a violence that harks back to the tyranny of the Pinochet period. Soon Camila fame has crossed the border of Chile and several foreign newspapers have devoted the cover page: in August of 2011 the German newspaper Die Zeit has dedicated the cover and in December of the same year was chosen as the "Person of the Year" in an online survey of the British newspaper The Guardian, after four months before it was published an article on her. Camila has awaken before Chile and then the rest of the world, to fight against economic‘s injustices. Camila Vallejo, also called “Commander Camila”, is very charismatic and she speaks in simple phrases, without technicalities, that people understand and this probably is one of the reason she's an effective leader.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 21:00

Para la prensa española Camila Vallejo le gana al Presidente Piñera por goleada en popularidad

 

Camila-Vallejo-portada-20-minutosELDINAMO.CL – La figura de Camila Vallejo ha sido destacada por los medios internacionales en innumerables ocasiones. El diario ’20minutos’ de España no quiso ser la excepción y publicó este martes un artículo en que la eleva como “la principal rival política del gobierno de Sebastián Piñera”. Te dejamos con parte del reportaje:

Militante comunista, estudiante de Geografía y presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Tiene 23 años, ojos verdes, personalidad magnética y verbo preciso. Se llama Camila Antonia Amaranta Vallejo Dowling y es la mujer más admirada por los chilenos.

En un continente acostumbrado a los héroes guerrilleros y combativos, Camila Vallejo se ha convertido en símbolo y referente. Desde que comenzaron hace cinco meses las protestas de los estudiantes chilenos, esta joven atractiva, culta y desenvuelta se ha convertido en la principal rival política del gobierno de Sebastián Piñeira.

 

 

Las encuestas dicen que la estudiante es respaldada por el 68 % de la población. Cuarenta puntos por detrás aparece el presidente de la nación, desgastado ante la opinión pública por ordenar la represión frontal de las manifestaciones que piden una educación pública gratuita y de calidad.

Piñera llamó este domingo a los universitarios y secundarios a reanudar el diálogo para destrabar el conflicto estudiantil que se extiende en Chile desde hace cinco meses.

Vallejo, que no tiene pelos en la lengua, afirmó el sábado que la ruptura de las negociaciones se originó “por las declaraciones del presidente Piñera contra la gratuidad en la educación; la ‘ley maldita del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter’ y la suspensión de becas en algunas universidades”.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:59

 

CAMILA VALLEJO, PRESIDENTE DE LA FEDERATION ETUDIANTE DE L'UNIVERSITE DU CHILI A SANTIAGO. PHOTOS DE CAMILA VALLEJO DOWLING - PHOTOS DU PROFIL FACEBOOK
La manifestation s'est déroulée pour l'essentiel de manière pacifique dans le centre de Santiago, jusqu'à l'arrivée aux abords du Palais présidentiel de la Moneda, où des groupes de manifestants se sont heurtés aux forces de l'ordre, qui ont fait usage de canons à eau et de gaz lacrymogènes.
Quarante-cinq personnes ont été interpellées, a indiqué un porte-parole de la police à l'AFP en fin de journée.
Les étudiants, auxquels s'étaient joints des enseignants, employés des universités et fonctionnaires, protestaient contre la logique mercantile de l'enseignement supérieur chilien.
Selon eux, les meilleures universités publiques continuent de coûter très cher et le seul moyen d'y accéder pour les moins nantis est d'obtenir une bourse, ou de s'endetter lourdement.
La crise relève d'un problème structurel, dans un système qui s'appuie sur une logique mercantile et ne garantit pas l'éducation comme un droit social universel, a déclaré Camila Vallejo, présidente de la Fédération étudiante de l'Université du Chili à Santiago.
Des manifestations estudiantines ont également eu lieu dans les villes de Valparaiso (centre), La Serena (nord) et Concepcion (sud), ont rapporté les médias chiliens.
 

 
Le ministre de l'Education Joaquin Lavin a appelé les étudiants au dialogue. Mais il a estimé que les moins bien lotis du système ne sont pas ceux qui manifestent, parmi les 1,1 million d'étudiants que compte le pays.
Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:58

Como un “lavado de imagen” calificó Camila Vallejo dichos de de Chadwick a la prensa extranjera

Luego de que el Ministro vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, elogiará al movimiento estudiantil frente a la prensa extranjera, Vallejo calificó sus palabras como una estrategia para mostrar una imagen hacia el exterior.

La presidenta de la FECh, Camila Vallejo, calificó como un “un lavado de imagen” los dichos del vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, quien declaró ante corresponsales extranjeros que “el Estado debe responder a las demandas del movimiento estudiantil”  y que “Estamos frente a una participación muy activa del mundo juvenil, expresada en el movimiento estudiantil como no habíamos tenido quizás desde más de 40 años”.

Vallejos añadió que el Gobierno “tiene personajes como Chadwick, que salen hacia afuera a tratar de limpiar la imagen de este Gobierno, que no ha sabido escuchar a las grandes mayorías, y no como una voluntad real para poder avanzar”.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:57

Camila Vallejo, figura del año incluso por sobre Piñera

Camila Vallejo fue elegida como la figura del año según el sondeo realizado por Imaginacción, Cooperativa y UTFSM. La líder estudiantil logró un 35,3% de las preferencias, seguida muy atrás por el Presidente Sebastián Piñera que recibió 20,4%. El 3° lugar fue para Nicanor Parra (14,8%), reciente ganador del Premio Cervantes mientras que el 4° puesto fue para Alexis Sánchez (14,7%), actual figura del Barcelona. Cerró la galería de figuras el ministro de Defensa Andrés Allamand, que alcanzó un 13,6% producto de su labor realizada en la tragedia de Juan Fernández.

A media tarde, cuando ya la mayoría de los medios habían hecho eco de la noticias, incluso portales internacionales, los dos diarios más relevantes del país, El Mercurio y La Tercera, decidieron omitir en la información en sus respectivos sitios web.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:56

 

Tenho visto fotos de Camila Vallejo comandando marchas e passeatas. Concedendo entrevistas. Presidindo reuniões do movimento estudantil no Chile e outros países. Uma Camila sempre linda e carismática. Um mito da juventude dos quatro quantos deste velho mundo que sonha transformar.

De repente encontro uma Camila adolescente. Longe da política. Uma jovem que dança.

Mas a imprensa vendida aos gringos não perdoa. Talvez porque não baila ao som de uma música estadunidense. Prefere uma música latina. Veja como a imprensa de Pinochet descreve esse momento alegre, humano, participativo com pessoas de todas as idades.

Tem mais: esse lide (primeiro parágrafo) de uma entrevista de Camila desvirtua sua mensagem:

“Dispuesta a postular al Congreso en las próximas elecciones parlamentarias, con la mejor de sus sonrisas y su arito en la nariz, pero siempre y cuando exista una mayoría “dispuesta a hacer un cambio”, se mostró la vicepresidenta de la Fech, Camila Vallejo al ser entrevistada por la cadena CNN”.

Otra razón para meterse a la arena política, según Vallejo, es “sacar a muchos sinvergüenzas de este modelo que han hecho enriquecer a unos pocos, y acá la juventud tiene un rol clave”. Confira.

Ora, ora, desde que estudava o secundário, Camila fazia política.

Espero que na arena, nos enfrentamentos com o terrorismo estatal, com o terrorismo policial, com o terrorismo da imprensa, tenha aprendido a lidar com as feras e os palhaços.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:55

 

Camila Vallejo entregó una carta al alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, en que lo emplaza a hacerse cargo de los desalojos en los liceos y de la violencia que generada.
En la ocasión señaló que el gobierno está actuando de forma autoritaria ya que no respeta los acuerdos democráticos de los estudiantes y agregó que probablemente se sigan viendo escenas de violencia, ya que no se han entregado soluciones a las demandas estudiantiles.

Violencia

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 20:54

 

0

Álvaro Cuadra

1. Las manifestaciones como puesta-en-escena

Las recientes manifestaciones estudiantiles en Chile exhiben una serie de rasgos del mayor interés, tanto político como cultural. Las nuevas generaciones han encontrado nuevos modos de protestar en un país que hasta hace poco parecía adormecido por la seducción de los medios y la publicidad en el seno de una “sociedad de consumidores”. De algún modo, ha nacido en nuestro país una inédita cultura de la protesta que es, al mismo tiempo, una protesta desde la cultura.

Lo primero que se advierte en las últimas manifestaciones es su marcado acento estético. La muchedumbre se sabe protagonista de una puesta-en-escena que espera el horario estelar de los noticieros para una puesta-en-cuadro. Este carácter performativo y visual de las protestas es algo nuevo, pues, más allá de los lienzos y pancartas de marcado tono ideológico, la manifestación es animada por diversas “acciones de arte” que van desde cuerpos desnudos a escenificaciones cuasi circenses de arte callejero. Las protestas son espacios de auto expresión.


Las nuevas armas contestarias incluyen maquetas de los carros policiales, como imagen especular y degradada de la represión, rostros pintados e improvisados cánticos. Más parecido a un “carnaval”, en el sentido de Bajtín, que a la clásica protesta en las calles. Las manifestaciones estudiantiles se han vuelto fotogénicas y telegénicas. Los estudiantes se saben en los medios de comunicación, hay, por decirlo así, una “consciencia mediática” arraigada en ellos. Notemos que la muchedumbre no comparece ya ante un hipotético mañana histórico sino ante las cámaras nacionales y extranjeras. Así, el éxito de la convocatoria no solo se mide por la asistencia al acto sino por el “tiempo al aire” de los diversos episodios que la constituyen en los noticieros televisivos nocturnos de ese mismo día: La acción política y la visualidad son, ahora, inseparables.


La narrativa mediática es la que garantiza la puesta-en-cuadro de las diversas secuencias de una manifestación, es ella la que construye y refiere la poética de la protesta. La construcción mediática recoge todos los rasgos formales y los convierte en referencias locales y globales. No olvidemos que existe, además, toda una construcción visual alternativa en la red que compite con los medios. Los vídeos en “Youtube” son subidos por los mismos estudiantes que se registran a sí mismos, multiplicando su presencia en el espacio y en el tiempo.

La figura emblemática de las manifestaciones estudiantiles en nuestro país ha sido, qué duda cabe, Camila Vallejo. Es interesante destacar que el liderazgo es marcado por una líder femenina. Es cierto, no es la primera, no es la única. De hecho, como se sabe, la misma ex presidente Michelle Bachelet cuenta hasta el presente con una elevada adhesión ciudadana. Sin embargo, la lucidez y el glamour de Camila Vallejo constituyen un factor que ha fortalecido la fuerza del movimiento de estudiantes. En una “sociedad de consumidores”, la protesta estudiantil posee la fuerza de la seducción.

Camila Vallejo

Camila Vallejo

2. El baile de máscaras

La estetización de las manifestaciones estudiantiles no significa, de buenas a primeras, una despolitización de las protestas. Si observamos con atención, las protestas estudiantiles están mostrando la conjunción de dos aspectos que aparecían disociados: Convicción y Seducción. De este modo, un movimiento social y juvenil se apropia del espacio público-mediático conjugando sus demandas con la lógica del espectáculo. Los jóvenes estudiantes resultan ser, paradojalmente, los verdaderos maestros de una “clase política” carente de convicciones e incapaz de seducir a la ciudadanía.

Las manifestaciones han dejado de ser un espacio cultural y político compacto y uniforme. Por el contrario, se trata de actos masivos abigarrados y multicolores en que diversos actores políticos y culturales se expresan. En toda manifestación encontramos un flujo de lo diverso, se trata de un movimiento en distintas direcciones que gira en torno a una demanda central: Educación pública gratuita y de calidad. La lista es larga: Estudiantes secundarios, estudiantes universitarios, padres y apoderados. Profesores secundarios, profesores universitarios. Artistas, intelectuales, representaciones de minorías étnicas y sexuales, grupos de teatro, grupos ecologistas, ciudadanos indignados y muchos otros. La marcha de lo diverso es carnavalesca y transversal. Lejos de constatar una despolitización de las protestas estudiantiles, estamos asistiendo a una nueva modalidad de la expresión política ciudadana.

Lo carnavalesco incluye en sus márgenes, la escenificación de la violencia. La estética Hard Core se nos presente como la irrupción de las fuerzas policiales, sea bajo la forma de amenaza presente, provocación intencionada o, lisa y llanamente, brutal represión. La violencia puesta-en-escena en las urbes ha sido estigmatizada desde la Comuna de París durante el siglo XIX hasta el presente. Términos tales como “terrorismo”, “encapuchados”, “violentistas” o “lumpen” dan buena cuenta de ello. La violencia en las manifestaciones se ejerce desde el anonimato: Hay fuerzas policiales, funcionarios anónimos que se enfrentan con medios técnicos a estudiantes anónimos. Como en un baile de máscaras se habla de “infiltrados”. Contra lo que pudiera pensarse, el ejercicio de la violencia no fortalece la dosis de politicidad de una manifestación sino, más bien, proporciona un elemento de tensión dramática a la narrativa mediática que justifica, inevitablemente, la “restitución del orden”.

Las manifestaciones estudiantiles no solo se apropian del espacio mediático sino que ocupan un espacio urbano lleno de historia, los monumentos y la arquitectura prescriben, todavía, los desplazamientos y el espacio de circulación. Sin embargo, el tiempo histórico también se hace presente como un “ahora” que se conecta con un “otrora”, otro ahora, un presente diferido que vuelve. Entre medio de los estudiantes que se desplazan aparece la imagen, un doble, del presidente Salvador Allende que alienta a los jóvenes y repite incansable su discurso. Esta “simulación” es significativa, pues instala en el imaginario actual una figura que más de tres décadas de silencio han querido desterrar. No se trata de una vindicación circunscrita a lo político e ideológico, más bien se enarbola su estatura moral frente a la miseria del presente. Las manifestaciones estudiantiles en nuestro país representan mucho más que una demanda sectorial, pareciera más bien que se trata, casi literalmente, de un lento despertar después de una larga noche de pesadillas y olvidos. Transcrevi trechos do ensaio de Cultura de la protesta: Protesta de la cultura


Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article