Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:17

La ex líder estudiantil, famosa por liderar las protestas que debilitaron el Gobierno de Piñera,

se postulará por el Partido Comunista. Deberá negociar con la centroizquierda

 





Camila Vallejo, de 24 años y egresada de Geografía, y sus colegas del Partido Comunista (PC)

Camilo Ballesterosy Karol Cariola informaron, este domingo, en rueda de prensa, la decisión de

su colectividad de postularlos a la Cámara de Diputados en los comicios parlamentarios que se

realizarán junto a la elección presidencial de noviembre de 2013.

En las recientes elecciones municipales, Ballesteros perdió apenas por un centenar de votos la Alcaldía

de la municipalidad de Estación Central.

Vallejo es la líder más carismática del poderoso movimiento de 35 dirigentes de las 25 universidades

estatales que el año pasado movilizaron a centenares de miles de estudiantes universitarios y secundarios

para pedir una educación pública gratuita y de calidad.



Aunque no alcanzaron sus metas, lograron la promulgación de leyes que rebajaron los intereses

de los préstamos bancarios a los jóvenes y un considerable aumento de becas. Asimismo, debilitaron

el Gobierno de Piñera.

Para que el PC tenga posibilidades de que algunos de sus jóvenes dirigentes lleguen al Congreso,

debe negociar con la oposición de centroizquierda que gobernó Chile durante dos décadas, hasta 2010,

varios de los 120 cupos de diputados, pues una controversial ley electoral dejada por la dictadura del

general Augusto Pinochet (1973-1990) sólo otorga posibilidades de triunfar a los grandes bloques políticos.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:15

Fidel Castro alabó a Camila Vallejo

















Fotos: LUN.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:11

13 de enero de 2013

Camila Vallejo anuncia candidatura a elecciones legislativas

En las elecciones, el Partido Comunista buscara además la reelección de sus actuales diputados, el propio Teillier, el abogado de derechos humanos Hugo Gutiérrez y Lautaro Carmona, dijo el directivo comunista al inaugurar la tradicional "Fiesta de los Abrazos" del partido, en un parque de Santiago.

Santiago de Chile.- Camila Vallejo, la emblemática dirigente que en 2011 lideró en Chile las movilizaciones estudiantiles en demanda de una educación pública gratuita y de calidad, será candidata a diputada en las elecciones del próximo noviembre, anunció hoy el partido Comunista (PC).
Vallejo, expresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, postulará en el distrito santiaguino de La Florida, donde ha vivido desde niña, informó el diputado Guillermo Teillier, presidente de la colectividad, indicó Efe.
En las elecciones, el PC buscara además la reelección de sus actuales diputados, el propio Teillier, el abogado de derechos humanos Hugo Gutiérrez y Lautaro Carmona, dijo el directivo comunista al inaugurar la tradicional "Fiesta de los Abrazos" del partido, en un parque de Santiago.
La citada fiesta nació durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), cuando el PC era ilegal y se celebraba de forma clandestina, bajo la fachada de agrupaciones sociales que se reunían en los primeros días de enero para dar la bienvenida al nuevo año e incluye, hasta hoy, espectáculos musicales y artísticos.
Además de Vallejo y los diputados que buscarán la reelección, los comunistas chilenos llevaran al menos otros tres candidatos a esa cámara legislativa y estudian la posibilidad de presentar un candidato al Senado, indicó Teillier.
Entre los candidatos ya definidos figura Karol Cariola, actual presidenta de las Juventudes Comunistas.
En cuanto a las elecciones presidenciales, que serán paralelas a las parlamentarias, Teillier sostuvo que el próximo marzo el partido decidirá si lleva un candidato propio a las primarias de la oposición o apoya alguno de los que buscan representar a las fuerzas que se oponen al actual Gobierno conservador de Sebastián Piñera,
"Vamos a decidir si llevamos candidato a las primarias, de lo contrario decidiremos a quién respaldaremos en la primera vuelta", precisó el dirigente.
Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:06

 

No es fácil conseguir una entrevista con Camila Vallejo. Literalmente, hay que ponerse en la fila entre varios periodistas chilenos y extranjeros para robarle un pedacito de su agenda. No es amiga de la prensa chilena, mayoritariamente de derecha. Y se nota. Aun así, la joven de 23 años responde con esa claridad que la ha llevado a convertirse en el rostro más visible del movimiento estudiantil que tiene en jaque al gobierno de Sebastián Piñera y que ve cómo el modelo neoliberal que defiende tambalea a causa del descontento social liderado por la fuerza de los estudiantes y secundado por los profesores, los trabajadores y miles de rostros anónimos que se aburrieron de los abusos a todo nivel. Pues bien, la egresada de geografía de la Universidad de Chile y presidente de los alumnos de ese establecimiento encabeza una nueva camada de líderes que no sufrieron los horrores de la dictadura, se enfrentan con desfachatez a autoridades que hasta les triplican la edad y se lucen en el escenario donde les toque defender sus ideas, como ha quedado demostrado en el Congreso chileno, canales de TV y las redes sociales. La solidez de sus argumentos, tildados muchas veces de intransigentes, no son obstáculos para que Camila, nieta de un ex integrante del Movimiento Izquierdista Revolucionario (MIR) e hija de militantes comunistas, logre convocar a miles de chilenos en las calles, consiga el 80 por ciento de adhesión ciudadana a las demandas estudiantiles y cientos de chicas –sin ella quererlo– imiten su look de jeans gastados, pañuelo artesanal al cuello y piercing en la nariz.

Hoy Vallejo y los demás líderes secundarios y universitarios se sentarán a la mesa junto a Piñera y varios de sus ministros a intentar destrabar un conflicto que se extiende ya por más de tres meses. La Moneda será el marco para una jornada que puede marcar el inicio del fin. O tal vez no, dado que el presidente ya descartó la gratuidad de la educación, uno de los puntos centrales del petitorio de los universitarios y secundarios.

–Muchos chilenos se van a Argentina a estudiar porque les sale más barato pagar una pensión allá que una carrera en Chile. Según la Asamblea de Estudiantes Chilenos Exiliados por la Educación, son entre 4500 y 5000, repartidos en la UBA, La Plata y el IUNA.

–Es un hecho claro que ejemplifica el porqué hoy nos encontramos en medio de una lucha tan masiva y transversal. Vivimos en un país donde la educación, junto a otros servicios básicos, como la salud y la vivienda, son tremendamente caros y, por ende, su provisión de calidad está restringida sólo a quienes pueden pagar. De este modo, una de nuestras principales consignas es la defensa de una Educación digna gratuita y de calidad para todos y todas.

–¿Cuán consistente es este movimiento para resistir al espectro político, no sólo en la derecha y el gobierno?

–El movimiento cuenta con una serie de fortalezas tales como la amplitud que sobrepasa lo meramente estudiantil y lo transforma en un movimiento social; la unidad de los diferentes actores ligados al mundo educacional, quienes tras un largo proceso han podido aunar esfuerzos en pos de generar petitorios unificados; la representatividad del sentir de la ciudadanía, en tanto ha habido procesos democráticos a través de los cuales las discusiones definen las mejores estrategias a utilizar; y, finalmente, cuenta con la experiencia histórica de los diferentes movimientos que nos han precedido, como lo fue el movimiento pingüino del 2006 (la cuna del moviendo actual que tuvo en las cuerdas a Michelle Bachelet, pero que no dio los frutos prometidos). De todas estas herramientas el movimiento se vale para hacer frente a las diferentes artimañas que pueden surgir de la misma articulación de la derecha como del gobierno, de las que, hasta el momento, nos hemos sabido defender.

–¿Qué le parece la actuación del gobierno en el tema? No ha dado respuesta a sus demandas, hace declaraciones desafortunadas e intenta darles un perfil violento a las marchas.

–El gobierno no está escuchando a la ciudadanía, lo que evidencia que está tan dispuesto a seguir defendiendo intransigentemente su modelo educativo que incluso asume el costo de omitir lo que el pueblo ha demandado masivamente durante más de tres meses. Han explotado al máximo las herramientas con las que cuenta junto a la derecha chilena –medios de comunicación, fuerza policial y militar, respaldo de los grandes grupos económicos– para deslegitimar el movimiento, basándose en la mentira tras estrategias populistas. La presión social que este movimiento ha logrado acumular ha obligado a Piñera a mostrar de qué está hecho este gobierno, cuáles son los límites democráticos que está dispuesto a cruzar y a quiénes representa realmente, lo que constituye un enorme desprestigio y desaprobación de su gestión, lo que ya se manifestó en las últimas encuestas, que históricamente ellos mismos han validado. El cuestionamiento a la incapacidad de manejar la demanda social por una educación pública gratuita y de calidad para todos alcanza nuevos niveles en tanto el grado de represión ha sobrepasado cualquier límite de tolerancia de un Estado de Derecho. Durante estos meses de protesta, hemos sido testigos de aberrantes abusos por parte del cuerpo policial, bajo órdenes del Ejecutivo, a través del ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Hinzpeter, lo que llega a su punto más crítico con la muerte de un estudiante la semana pasada.

–¿A qué atribuye el apoyo de la gente?

–Este movimiento ha alcanzado una masividad y transversalidad que nunca antes se había visto desde el retorno a la democracia (1990). Un enorme porcentaje de quienes en su momento apoyaron a Piñera hoy se dan cuenta de que éste no es un ataque directo a su posición sino a un modelo de educación que concibe a la educación como un bien de mercado y no como un derecho, y a un sistema democrático que hoy se reconoce que no da el ancho. El cuestionamiento de la conducta del gobierno por parte de ciudadanos que incluso pertenecen a sectores que en su momento apoyaron al actual presidente deja de manifiesto que sí existe el entendimiento de que la lucha que hoy tenemos es por un derecho a la Educación y un cambio de sistema que va en beneficio de toda la sociedad y el desarrollo de Chile, y no se limita al beneficio de un sector político particular.

–¿Se polarizó el movimiento?

–Para entender este conflicto hay que analizarlo desde dos aristas, por un lado tenemos que en la población la problemática educacional se ha transversalizado, lo que ha generado un apoyo masivo al movimiento desde diversos sectores y actores ligados a la educación. Sin embargo, por otro tenemos a un sector mucho más minoritario e ideológico representado en las clases dominantes, a quienes no les conviene un cambio en la educación, tanto porque el actual sistema beneficia directamente sus bolsillos como porque los mantiene en su posición de privilegiados frente a una población mal educada. Es producto de la intransigente postura de este último sector que las dos grandes alternativas educativas hoy se hayan polarizado. Es decir que la polarización no se encuentra al interior del movimiento estudiantil –el que ha sabido priorizar la unidad actuando en forma conjunta–, sino que representa una enorme contradicción entre los cambios que hoy la ciudadanía está exigiendo frente a una minoría conservadora cuyos intereses el Ejecutivo representa.

–Ha sufrido críticas y ataques. ¿Qué siente cuando dicen que está manejada por el PC?

–Efectivamente, yo soy militante de las Juventudes Comunistas de Chile y eso es algo que nunca he ocultado. Muy por el contrario, algo de lo que me siento totalmente orgullosa, pues es una gran escuela que me ha permitido crecer y de-sarrollarme políticamente. Por lo demás, es de esperar que en la actual situación quienes no estén a la altura del conflicto busquen argumentos como éstos para atacar, no sólo a mi persona, sino también al resto de los dirigentes. Pero lo cierto es que hoy yo represento no sólo a los estudiantes de la Universidad de Chile, sino que también me toca ser la voz de todos los estudiantes del país, en tanto vocera de la Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (Confech), y la legitimidad que tanto los estudiantes como la ciudadanía ha efectuado a mi desempeño creo que deja de manifiesto que esas acusaciones no son más que sucias estrategias desesperadas de quienes, como dije anteriormente, no han sido capaces de ganar el debate de las ideas.

–¿Se plantea seguir siendo dirigente a futuro, más en un país carente de líderes jóvenes?

–En países como Chile, donde los medios de comunicación están dirigidos principalmente por los poderosos, ocurre que los medios fomentan un desprestigio de los movimientos sociales y a sus mismos dirigentes, como ocurrió en México. Sin embargo, el movimiento por la educación (en Chile) ha sido tan transversal que, independiente de los desprestigios de la prensa, la ciudadanía sigue apoyando la causa y cada vez con más intensidad. Respecto de mi futuro, he planteado en diversos medios que tengo una proyección personal de carácter académico, es decir, me gustaría terminar mi carrera y continuar esa senda. Sin embargo, concibo los cargos de representación como una responsabilidad y en ningún caso un privilegio, por lo que a priori no puedo decir que no continuaré teniendo cargos de representación popular.

–¿Cómo toma esa responsabilidad?

–Creo que la esperanza en que los logros de este movimiento no se pierdan, así como la responsabilidad tras ella, es compartida por la totalidad de los involucrados. Si bien a veces suele iconizarse el movimiento en mi persona, tenemos muy claro que los logros, como la construcción de éstos, nos pertenecen a todos. Confío, sin embargo, en que hemos hecho las cosas bien, lo que se demuestra por el increíble apoyo ciudadano que, a más de tres meses de iniciada esta movilización, aún tenemos. Bajo estas condiciones de juego, si el movimiento no logra ver satisfechas sus demandas, será responsabilidad de la intransigencia del gobierno y de la traición de la ciudadanía por parte de la derecha chilena, lo que no estaremos dispuestos a tolerar.

–¿Qué opina del rol de la Concertación en todo esto?

–La Concertación ha jugado un rol bastante oportunista tratando de obtener réditos políticos respecto de lo que ocurre hoy en el país. En ese sentido vemos cómo hoy personeros de dicha colectividad salen a criticar el modelo educacional, como por ejemplo el ex presidente Ricardo Lagos, quien hoy señala “que el modelo ya no aguanta más”, y pareciera que olvidan que ellos mismos fueron quienes administraron y profundizaron la mercantilización de la educación y que, por otro lado, un importante sector de dicha colectividad hoy son sostenedores de colegios e invierten en el negocio de la Educación Superior. A pesar de esto, dado el nivel de participación que tiene la Concertación en el Parlamento, le corresponde responder a la altura de lo que sus declaraciones a favor del movimiento han indicado. Es decir, deben asegurar que los proyectos de ley que han surgido de estas movilizaciones representen íntegramente lo que la demanda social ha establecido, y por ningún motivo vuelvan a negociar a espaldas del movimiento, como terminó ocurriendo con el proceso cúlmine de la Revolución Pingüina del 2006.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:05

 

CHILE | Reclama una educación gratuita y de calidad

Camila Vallejo, la joven revolucionaria de la primavera chilena

Camila Vallejo y sus compañeros llegan a una reunión con el ministro de Educación de Chile. I Efe

Camila Vallejo y sus compañeros llegan a una reunión con el ministro de Educación de Chile. I Efe

Han pasado cuatro meses desde que los estudiantes de Chile tomaron las calles y ocuparon sus centros educativos. En dos semanas más, el Ministerio de Educación dará por terminado el primer semestre lectivo. Las organizaciones estudiantiles están pensando en volver a clase, pero reservando unas horas semanales para manifestarse.

Los estudiantes quieren una educación pública, gratuita y de calidad. Chile es el país de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) donde la educación superior pública es más cara. De las universidades privadas, sólo en Estados Unidos cuestan más. Estudiar en un centro educativo superior chileno vale por encima de los 6.000 dólares al año, en un país donde el sueldo mínimo es de 380 dólares al mes.

Tener un hijo estudiante universitario supone gastar el 40 por ciento del ingreso familiar. El estado chileno aporta un 16,1 por ciento de los costes en educación superior, siendo el país de la OCDE donde más pagan los estudiantes de su propio bolsillo. Sólo una de cada cinco familias puede hacerse cargo de los pagos sin pedir préstamos.

Una mujer al frente de las movilizaciones

Camila Vallejo. I Efe

Camila Vallejo. I Efe

Las organizaciones estudiantiles quieren cambiar el turbio panorama educativo chileno. Al frente se encuentra una mujer. Joven, guapa, de profundos ojos azules, de rasgos delicados, directa, pausada, con las ideas claras. Se llama Camila Vallejo, tiene 23 años, estudia Geografía y es la presidenta de la FECh, la Federación de Estudiantes de Chile.

Hija de dos militantes del Partido Comunista Chileno, Camila es uno de los personajes políticos mejor valorado de Chile, con un 68 por ciento de aprobación, un 40% más que el presidente del país, Sebastián Piñera.

"En este preciso momento se inicia la Primavera del Pueblo de Chile. Es hora de avanzar hacia una educación pública gratuita de calidad para todos", manifestaba Camila hace un mes en la última reunión masiva que aglutinó a un millón de personas en el Parque O'Higgins de Santiago, cuando los rayos de sol comenzaban a apuntar tras el duro invierno andino.

Amenazas de muerte

Reinaldo Vallejo, el padre de Camila, estudió gratis en la Universidad antes de que se privatizara durante el Gobierno del general Augusto Pinochet. El 10 de marzo de 1990, el día antes de dejar el Gobierno, el dictador promulgaba la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), reduciendo el papel del Estado en la educación. Se transformaba así en un mero regulador, delegando la enseñanza en el sector privado.

Reinaldo Vallejo se siente muy orgulloso de su joven hija, quien, junto a miles de estudiantes, podría cambiar la actual situación educativa. Sin embargo, está preocupado. Hace unos días aparecieron en las redes sociales mensajes del tipo: "Mejor cámbiate de casa o si no sufrirás un extraño accidente, por lameculos de la internacional comunista", "te vamos a matar por perra" o "se mata a la perra y se acaba la leva".

Además, se 'filtraron' los datos personales de Camila, incluyendo la dirección de su casa y el número de su teléfono fijo, así que la dirigente estudiantil tuvo que recibir asistencia policial. "Por su seguridad, no queremos que ande sola, ni que venga a la casa, porque nuestra dirección es pública. Si le pasa algo a Camila, el responsable es el Gobierno, que está dando carta blanca para que ocurra cualquier cosa", comentaba Reinaldo Vallejo.

Rumores de 'pololeo'

Sin embargo, los días de las amenazas parece que pasaron y el Gobierno y los estudiantes comienzan a ponerse de acuerdo. La primavera se va tornando calurosa y los medios de comunicación chilenos faranduleros hablan del romance de Camila Vallejo con Julio Sarmiento, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y senador de la casa educativa.

El supuesto 'pololo' (novio) de la estudiante desde hace unos meses, Julio Sarmiento, estudia Medicina y nació en Cuba, aunque en 2002 se trasladó a Santiago de Chile. Como Camila, milita en el Partido Comunista. A ninguno de los dos les gusta hablar de su supuesta relación y, menos aún, de su difusión mediática, aunque en la última manifestación por las calles santiaguinas, por primera vez, se les vio juntos.

Digan lo que digan, Camila Vallejo se mantiene fiel a sus principios: "Las marchas son nuestra principal herramienta (de presión), pero también los paros", manifestaba el pasado jueves, durante la última marcha. Aunque vuelvan a las aulas, los estudiantes de Chile siguen en sus trece. De nuevo tienen programadas movilizaciones para el 29 de septiembre y para el siete de octubre, día en el que se prepara un acto masivo repleto de actividades culturales. La primavera y el buen tiempo acompañan para echarse a la calle.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:03

(CHILE) – En un país con un presidente con pasado de anunciante y un sistema educativo con presente marketinero, cuando Sebastián Piñera está empezando a reunirse con los representantes de los estudiantes en pie de lucha —pero presentó una propuesta rechazada que no logró evitar el paro nacional docente y estudiantil previsto para hoy—, no está mal recordar el apasionado y lúcido discurso con que, en julio pasado, la increíble Camilla Vallejo asumió su cargo de presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile.


“Por más que quieran hacernos creer lo contrario, para nosotros la universidad no puede ser un negocio ni mucho menos la educación puede ser una mercancía”.

“Mi nombre es Camila Antonia Amaranta Vallejo Dowling y quisiera, antes que todo, poder expresarles a los presentes el orgullo y el desafío que significa para mí encabezar la Federación de Estudiantes más importante de Chile. Es una gran responsabilidad que significa hacerse cargo de 104 años de historia, 104 años de aventuras y desventuras, 104 años de lucha en el seno del movimiento estudiantil”.

“Y es un orgullo y un gran desafío porque vengo de aquellos lugares que no reciben condecoraciones, de los cuales poco y nada se dice, porque poco y nada se sabe, lugares que a veces incluso se llegan a olvidar”.

“Mis estudios secundarios los cursé en un pequeño colegio cuyo nombre significa tierra florida; extraña paradoja, ya que en sus patios se respiraba más tierra que flores y en sus salas de madera se acumula el polvo de generaciones de alumnos no emblemáticos, que nunca llegaran a ocupar los puestos de poder más importantes de nuestro país”.

“Mi carrera, una de las más pequeñas de esta Universidad, casi no se encuentra en el consciente colectivo, se pierde entre los pasillos de la FAU y se confunde con otras disciplinas. La Geografía en esta universidad casi no tiene tiempo ni espacio, otra paradoja”.

“Sin embargo, lo más terrible es darse cuenta de que de pronto esto no pasa solo en Geografía, sino que también en Administración Pública, que es carrera de ocho a seis, porque después de las seis de la tarde no hay universidad para ellos, una carrera que debiese ser fundamental para fortalecer el sistema público. Y también ocurre en Educación y de pronto, nos damos cuenta de que no son sólo unas pocas carreras, sino que es toda una rama del saber, es toda un área del conocimiento la que ha caído en la pobreza universitaria como consecuencia de las lógicas del mercado implementadas ya a lo largo de estos últimos treinta años”.

“Y de lo pequeño y olvidado de mi lugar de origen, se suma además, mi corto tiempo de vida: con 22 años, vengo a ser la segunda mujer presidenta de la FECH en más de cien años de historia. Y usted, rector, tendrá el privilegio de ser el segundo en la historia de la Universidad que es acompañado por una mujer en la presidencia de nuestra federación de estudiantes”.

“Ahora bien, puede que en este momento me toque a mí ejercer el cargo de presidenta; sin embargo, debo decir que yo sola jamás habría logrado todo esto y que mis manos son tan sólo un par más dentro de tantas otras, y en donde todas juntas son las que levantan este proyecto colectivo que se llama Estudiantes de Izquierda, el cual ya se encamina a su tercer período consecutivo al mando de nuestra Federación”.

“Si me permiten contarles un poco acerca de Estudiantes de Izquierda, debo decirles que como colectivo político estamos presentes en amplios espacios de nuestra Universidad, que en nuestro interior se expresa la máxima diversidad estudiantil, que entendemos que la izquierda debe construirse con participación y democracia y que esta elección, en donde hemos aumentado en casi 400 votos respecto de la elección anterior, nos demuestra que como movimiento estamos vinculados orgánicamente con las bases estudiantiles de nuestra Universidad”.

“Como Estudiantes de Izquierda sentimos la responsabilidad ética de hacer política, porque la administración del poder por los poderosos de siempre nos obliga a entrometernos en sus asuntos, porque estos asuntos son también nuestros asuntos y porque no podemos dejar que unos pocos privilegiados sean quienes eternamente definan las medidas y contornos que debe tener nuestra patria, ajustándola siempre a sus pequeños intereses”.

“Creemos que la clave del éxito para el movimiento estudiantil está en volver a situar a la Federación en una posición de vanguardia a nivel nacional, en volver a entretejer redes sociales con los pobladores, los trabajadores, las organizaciones sociales y gremiales, los jóvenes que se quedaron fuera de la Universidad pateando piedras. En otras palabras, hablamos de volver nuestra mirada al conjunto de los problemas sociales que hoy rodean a la Universidad y con los cuales estamos íntimamente vinculados y comprometidos”.

“Debemos romper con aquella burbuja universitaria que instala el individualismo, la competencia y el exitismo personal como patrón de conducta para los estudiantes por sobre ideas y conceptos fundamentales como lo son la solidaridad, la comunidad y la colaboración entre nosotros”.

“Somos contrarios a la visión de que la Universidad es sólo venir, sacarse buenas notas, y abandonar cuanto antes sus aulas para salir pronto a ganar dinero en el mercado laboral; tenemos los ojos lo suficientemente abiertos como para darnos cuenta de que afuera hay un mundo entero por conquistar, de que este mundo requiere de nuestra entrega, de nuestro esfuerzo y de nuestro sacrificio y de que para quienes ya hemos abierto los ojos a las inequidades sociales que asoman por todos los rincones de nuestra ciudad, se nos vuelve imposible volver a cerrar la puerta y hacer como que nada hemos visto o como que nada ha pasado. Nuestro compromiso por la transformación social es irrenunciable”.

“Porque necesitamos hoy, más que nunca, una profunda discusión respecto del país que queremos construir y a partir de aquello cuál es el tipo de Universidad que se pondrá al centro de dicha construcción”.

“Porque no creemos en la Universidad como un espacio neutro dentro de la sociedad: la universidad es un agente vivo en su construcción y en el desarrollo del proyecto país que como ciudadanos levantamos día a día. Nuestra responsabilidad está en generar organización al interior de aquella, lo cual nos permita transformar la universidad, para así poder transformar la sociedad”.

“Nuestro concepto de universidad nos habla de un espacio abierto, participativo y democrático, con una comunidad universitaria activa, dialogante, una comunidad que se involucra en el diseño y conducción de su casa de estudios”.

“Nuestra visión es la de una universidad que se ubique ya no en los primeros rankings de la competencia o el marketing universitario, de los cuales hoy en día mucho se habla, sino que se ubique en el primer lugar de aporte al desarrollo social del país, el primer lugar en el fomento de la equidad en cuanto a la composición social de sus estudiantes, que ocupe el primer lugar en el desarrollo de la ciencia y tecnología al servicio de los intereses de Chile y su pueblo”.

“Creemos en una universidad permanentemente vinculada con los problemas que nuestro pueblo le presenta, activa en la búsqueda de soluciones y en la entrega de aportes por medio del conocimiento”.

“Sin embargo, nuestra realidad actual dista mucho de estos conceptos brevemente aquí esbozados: hoy la Universidad es cada vez más un proyecto sin otro norte que no sea el que le señala el mercado. A la educación superior se le ha puesto precio y nuestras universidades son medidas por criterios industriales de producción, como si fueran una empresa más dentro del esquema productivo de la nación. Una empresa especial, con muchas comodidades en su proceso productivo, pero empresa al fin y al cabo”.

“En este esquema, un rol fundamental lo jugó el desfinanciamiento sistemático que vivió la universidad pública al momento de implementarse las políticas neoliberales. El autofinanciamiento, establecido como doctrina, fue un golpe seco que dio en la esencia misma de lo que constituía el quehacer universitario hasta ese momento, condicionando y sometiendo a la universidad a lógicas y esquemas mercantiles que le eran desconocidos. La universidad pública tuvo que verse obligada a competir en situaciones desfavorables en lo que se llamó ‘el nuevo mercado de la educación superior’. Se le puso precio, tuvo que venderse a sí misma para poder captar mayores recursos y continuar así con su proyecto educativo, perdió su brillo y su color, perdió su esencia transformadora y quedó botada en un rincón, ya incapaz de reconocerse a sí misma”.

“Estamos hablando de que se operó un cambio estratégico en el desarrollo de la universidad, que ha sido irremontable hasta este momento. Con ello hubo sectores importantes del quehacer universitario que, producto de su no rentabilidad económica, fueron cayendo rápidamente en la desgracia y el abandono. Las universidades públicas se volcaron a sí mismas, viviendo casi un chauvinismo institucional, donde cada una se preocupaba de su propia supervivencia, perdiéndose la visión de conjunto que poseía nuestro antiguo sistema de educación superior pública”.

“Este procedimiento, operado en plena dictadura, siguió su curso con los gobiernos de la Concertación, la cual no operó mayores cambios; más bien, se dedicó a administrar con comodidad el modelo heredado y, en algunas líneas, incluso, lo profundizó. No obstante lo anterior, pasaron los años y el control del gobierno volvió a las manos de quienes tiempo atrás habían gobernado con trajes de civiles detrás de los uniformes de soldado”.

“Según nuestra mirada, esto representa un peligro fatal para la universidad pública hoy día. Creemos que el gobierno de los empresarios busca poner el broche de oro a la privatización total de la educación superior, sellando definitivamente la obra que iniciaron desde las sombras en los años 80. La designación de Harald Beyer y Álvaro Saieh en nuestro Consejo Universitario, dos grandes defensores del modelo de mercado, y el actual presupuesto nacional en el área de la educación superior son dos grandes indicativos de aquello. Son medidas que nos muestran nítidamente que el gobierno se apresta a poner en marcha una agenda privatizadora a gran escala y que, por lo tanto, el año 2011 será estratégico en su implementación”.

“Esta será una batalla importante que enfrentará nuestro sector el próximo año. Para dar respuesta a este desafío debemos desplegar un movimiento que escape a tan sólo los estudiantes: necesitaremos de los académicos, los trabajadores, las autoridades universitarias, todos juntos en las calles exigiendo que el Estado cumpla con sus universidades, que el Estado cumpla con la educación superior pública de nuestro país”.

“Pero el problema no pasa tan sólo por exigirle al Estado lo que a nuestras universidades les debe, sino que también debemos mirarnos con visión autocrítica y preguntarnos qué es lo que como universidad le estamos entregando a nuestro pueblo. Necesitamos un nuevo trato del Estado para con la educación superior pública de nuestro país y, a la vez, necesitamos un nuevo compromiso de las universidades públicas para con el pueblo de Chile y sus intereses. Esta universidad tiene que ser la universidad de todos los chilenos y no sólo la de unos pocos”.

“A nadie le es indiferente que en nuestra casa de estudios se perpetúen desigualdades fundamentales que determinan, por ejemplo, que el 20 por ciento más rico de la población tenga más del 50 por ciento de las matrículas: en cualquier sociedad que se precie de ser justa y democrática esta desigualdad fundamental es inaceptable”.

“¿Seguiremos educando sólo a las élites socioeconómicas? o, ¿nos aseguraremos de implementar un sistema de acceso que permita que todos los jóvenes con talentos y habilidades, independientemente de su origen y capacidad de pago, puedan permanecer en la universidad?”.

“¿Seguiremos dejando que sólo aquellas disciplinas que son rentables en el mercado alcancen niveles de desarrollo armónicos y de excelencia? o, ¿aseguraremos de manera efectiva que todas las áreas del conocimiento tengan un trato justo y así puedan contribuir a consolidar la sociedad que anhelamos, ya no sólo en términos económicos, sino que en términos culturales, intelectuales, cívicos, valóricos, es decir, con seres humanos íntegros?

“Por más que quieran hacernos creer lo contrario, para nosotros la universidad no puede ser un negocio ni mucho menos la educación puede ser una mercancía”.

“La pelea será dura, pero está el futuro de la universidad en juego, y en esta batalla nosotros no bajaremos los brazos”.

“No quiero terminar mis palabras sin antes aludir a un hecho que para mí reviste gran notoriedad. Algo señalaba más arriba, pero quisiera ahora poder extenderme un poco más en aquello. Me refiero a mi condición de mujer”.

“Como mujer puedo ver y vivenciar en carne propia las actuales formas de opresión de la que somos víctimas en la actual configuración machista de la sociedad. En Chile nos decimos un país desarrollado y nos llenamos de orgullo por nuestro reciente ingreso a la OCDE (*); no obstante, detrás de la cortina del progreso económico y del optimismo del jaguar latinoamericano se esconde una historia de opresión y sexismo que aún perdura hasta nuestros días. Las mujeres seguimos sufriendo hoy día todo tipo de discriminaciones: a la hora de buscar trabajo, en los planes de cobertura para nuestra salud, en la escala de sueldos, incluso a la hora de participar en política”.

“Tan sólo ayer leía unas ideas que quisiera poder trasladarles en este momento, ya que me parecen esclarecedoras respecto de lo que les quiero decir: abro comillas respecto de las mujeres, cuando buscan trabajo, además de calificación se le pide presencia y no basta con que sean amables y generosas, sino que deben además ser graciosas, simpáticas y coquetas, pero no mucho. Se les exige estar presentables y cuando juzgan que se han pasado un milímetro, se las critica por presuntuosas. Se las elogia por ser madres y se las excluye por tener hijos”.

“De la mujer se sospecha cuando es joven porque desestabiliza a la manada y se la rechaza cuando los años, pasan porque ha perdido competitividad. Es excomulgada por fea y también cuando es bella. En el primer caso se dice que es repulsiva; en el segundo, provocadora. Cuando no es lo uno ni lo otro la tildan de mediocre, cierre de comillas”.

“Estas son las condiciones en las cuales las mujeres nos desarrollamos actualmente. Estas son las condiciones que desde mi presidencia también buscaré transformar”.

(*) Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:02

 

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 19:00

 

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 18:58

 

Camila Vallejo, líder estudiantil de Chile, confirmó en su cuenta de Twitter que se reunirá con integrantes de #YoSoy132. ARCHIVO

  • La líder estudiantil chilena viajará a México para participar en una asamblea del grupo
  • Camila Vallejo Dawling participará en el Foro UPUAL 2012, las Universidades Públicas en América Latina

CIUDAD DE MÉXICO (13/JUN/2012).-  Camila Vallejo, líder estudiantil de Chile, confirmó en su cuenta de Twitter que mañana jueves se reunirá con integrantes del movimiento #YoSoy132.

"Para tod@s los q han preguntado; mañana estaré en México por invitación d la UAM en encuentro con los estudiantes y el movimiento #YoSoy132", señala en la red social.

Este jueves 14 de junio, también se prevé que ofrezca una conferencia de prensa a las 16:00 horas, en la Sala de Videoconferencias de los posgrados de ciencias sociales, ala norte del edificio "A," segundo piso de la Unidad Xochimilco.

Camila Vallejo Dawling participará en el Foro UPUAL 2012, las Universidades Públicas en América Latina, el debate necesario como Ponente en la mesa Universidad Pública, juventud y futuro acompañada del director de la DCSH Jorge Alsina Valdés y Capote, así como de los estudiantes José Manuel Esquer y Natalia Cuevas el viernes 15 de junio.
Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article
2 mai 2013 4 02 /05 /mai /2013 18:55

Mural de Camila Vallejo













Hace un mes que el retratista Hernán Gutiérrez terminó el mural de Camila Vallejo que ocupa un kiosco de Valparaíso. Desde entonces que se ha convertido en un atractivo para quienes pasean por el puerto. Fotos: Moisés Muñoz, LUN.

Repost 0
Published by Stéphane Parédé
commenter cet article